Filtrar Mostrando todos los resultados (177)

¿Qué ventajas tiene comprar cigarrillos electrónicos?

La irrupción del cigarro electrónico ha cambiado la forma de fumar que teníamos hasta la fecha. Una de las características que lo ha impulsado en el mercado es su apuesta por reducir la nocividad del tabaco tradicional. Además, sus diferentes concentraciones de nicotina convierten los cigarrillos electrónicos en perfectos aliados para reducir progresivamente la necesidad de fumar.

El cigarro electrónico cuenta con mejores prestaciones que el tradicional, ya que permite un gran nivel de personalización. Puedes comprar modelos de mayor o menor precio. En cuanto adquieras un vaper, podrás personalizarlo cambiando sus accesorios y prestaciones. Uno de sus elementos más atractivos es la posibilidad de cambiar el sabor del líquido de cigarrillo electrónico, personalizando el sabor de tu vaper.

 ¿Qué características hacen el cigarrillo electrónico una buena opción de compra?

  • Menos nocivo que el tabaco tradicional. Las diversas investigaciones llevadas a cabo hasta la fecha, han concluido que el cigarrillo electrónico es menos perjudicial para la salud que el tabaco tradicional. Esto es debido al componente que se fuma, vapor de agua, en lugar de las diferentes sustancias nocivas del tabaco clásico.
  • Fuma sin combustión. Al inhalar de tu cigarro electrónico estás consumiendo vapor. En cambio, el tabaco tradicional se consume mediante la combustión, que libera una mayor cantidad de sustancias nocivas para la salud.
  • Fuma sin nicotina. Si tu objetivo es dejar el tabaco, has dado con el aliado ideal. Ya que los diferentes líquidos de cigarrillo electrónico no solo permiten elegir sabor, también la cantidad de nicotina que fumas. Puedes reducir la cantidad de nicotina progresivamente y a tu ritmo. Las concentraciones disponibles en el mercado oscilan entre 24 y 0 miligramos por mililitro (mg/ml).
  • Fuma dónde el tabaco tiene la entrada prohibida. Las leyes con los vapeadores son menos estrictas.  Es cierto que no en todos los lugares está permitido. Pero es legal fumar con un cigarrillo electrónico en muchos de los sitios dónde el tabaco tiene la entrada vetada. Es previsible que con el tiempo la normativa vaya adaptándose al vaper y se modifiquen las prohibiciones.
  • Gran variedad de líquidos disponibles. Conforme el vaper se afianza en el mercado, aumentan los diferentes tipos de e-liquids. Estos permiten personalizar de forma única el sabor que inhalas. Puedes elegir entre comprar sabores predefinidos, o incluso elaborar tus propias mezclas para conseguir un sabor propio. Es posible encontrar líquidos más clásicos, como tabaco rubio, light, o negro. Pero también sabores aromatizados como diferentes tipos de menta o sabores afrutados.
  • Diferentes diseños, tamaños y precios. La diversidad de diseños disponibles, tanto en tamaño, color, forma y precio hacen que puedas elegir el modelo que más se adapte a tus necesidades y a tu gusto.
  • Recarga por batería. No volverás a necesitar fuego para fumar. El mechero da paso a la batería, y la marca de tabaco se cambia por el líquido de sabores que prefiramos. Los vapers funcionan por baterías, que puedes recargar mediante una conexión microUSB (exacto, la misma que usan la mayoría de teléfonos actuales).
  • Variedad de accesorios y recambios. Como cualquier aparato, los cigarrillos electrónicos tienen una vida útil. Por ello, con el tiempo necesitarás reponer partes de tu vaper, como el claromizador o la resistencia. Conforme el e-cigar se afianza en el mercado, surgen más y más opciones disponibles en recambios. Prácticamente todas las marcas principales de vaper cuentan con recambios para sus modelos. Gracias a los accesorios y recambios puedes prolongar la vida útil de tu vaper, amortizando la inversión en el tiempo.
  • Trucos con vaper. Más allá de fumar o no fumar, el vaper se ha ganado un gran grupo de adeptos por los trucos que permite realizar. Gracias a uno de sus componentes principales, la glicerina, que genera una gran cantidad de humo denso, permite realizar diversos trucos y juegos con humo con efectos muy visuales.

¿Cuál es el mejor cigarro electrónico?

Cuando te planteas qué tipo de vaper comprar, debes tener en cuenta el uso que le quieres dar. Normalmente un modelo de mayor tamaño, tiene más prestaciones. Ejemplos de ello serían la regulación del vapor inhalado, y una batería de mayor duración. Sin embargo, también suelen ser algo más grandes y aparatosos.
En cambio, los vapers tubulares tienen mayor portabilidad. Sus componentes son fáciles de cambiar, y con su pequeño tamaño, no te resultará molesto llevarlo contigo. No obstante, la duración de su batería acostumbra a ser menor, así como la capacidad del tanque.

Son solo dos ejemplos de la gran variedad que hay. Lógicamente un factor importante es el precio del cigarrillo electrónico. Cada día se fabrican más tipos de modelos, y es posible conseguir cigarrillos electrónicos de reducido tamaño con gran producción de vapor y durabilidad de la batería.

No es extraño comprar varios modelos de cigarro electrónico. Hay quien prefiere llevar un dispositivo siempre en el coche. Tener el mejor cigarrillo electrónico en casa para vapear con tranquilidad. O tener un vaper más guerrero para llevarlo encima en el día a día.

Pregúntate qué prestaciones se adaptan mejor a tu estilo de vida. Y compra un cigarrillo electrónico que te sea útil. Si tienes dudas siempre puedes contactarnos y encantados te ayudaremos a elegir el mejor cigarrillo electrónico.

¿Se pueden comprar piezas de cigarrillos electrónicos individuales?

Por supuesto que sí. Y es una característica muy relevante, ya que permite prolongar la vida útil de nuestro dispositivo y por tanto, ahorrar dinero en el medio-largo plazo.

El cigarro electrónico necesita cierto mantenimiento. Conforme lo utilices, deberás reponer sus piezas. Estas, se pueden comprar por separado o en packs de mantenimiento. Los accidentes también existen, y ante una caída se puede romper el tanque del dispositivo o dañar la batería. Es por eso que las diferentes marcas de cigarro electrónico acostumbran a tener gran variedad de stock para sustituir las piezas de sus modelos.

Por tanto, tranquilidad. Ante posibles roturas o accidentes es posible cambiar los accesorios a un precio reducido. Por otro lado, elementos como la resistencia deben cambiarse por regularidad (dependiendo del uso) para que tu vaper mantenga sus prestaciones-

Para hacerse una idea rápida, los cigarrillos electrónicos se compone principalmente por:

  • Claromizador: Dónde se introduce el líquido. Compuesto por una resistencia o coil, para calentar el e-liquid, y del tanque.
  • Batería: Puede ser interna o externa. Lo bueno de las baterías internas es que resultan fáciles de cambiar.
  • Boquilla: parte superior del eCig, permite aspirar por ella.
  • Cargador: Imprescindible para recargar la batería. Acostumbran a utilizar conexiones microUSB (exacto, la misma que la de la mayoría de teléfonos).

¿Es el  cigarro electrónico mejor que el tabaco tradicional?

Los estudios realizados hasta la fecha indican que vapear conlleva menos riesgos para la salud que la combustión del tabaco clásico. En comparación con el tabaco, su composición no incluye las más de 4.000 sustancias químicas que componen el tabaco tradicional. Diversos estudios como este concluyen que los cigarrillos electrónicos son hasta un 95% menos dañinos. Sin embargo siempre hay riesgos asociados, y a día de hoy se siguen realizando investigaciones.

Es generalmente aceptado que el cigarro electrónico puede ayudar a dejar de fumar. Gracias a la reducción de la dosis de nicotina de forma progresiva.

Uno de los elementos que a veces olvidamos del tabaco, es como este afecta a las personas de nuestro entorno. Los fumadores pasivos inhalan parte de las sustancias químicas del tabaco, lo que empeora su salud. En comparación, las investigaciones sugieren que los vapeadores pasivos no se ven afectador por el vapor, cosa que sí ocurre con el tabaco tradicional. Aún así, el efecto de vapear sigue generando cierta cantidad de químicos, por lo que no está completamente exento de riesgos para el vapeador.

En cuanto a la ley, se mantienen las prohibciones que imperan en cuanto a los menores de edad y el tabaco. Es decir, un menor de edad no puede comprar líquidos. En cuanto a la permisividad a la hora de vapear, de momento las leyes no son tan estrictas como con los fumadores, aunque es previsible que con el tiempo se vaya creando una legislación específica.