Este sitio web utiliza cookies para asegurar una buena experiencia de navegación. Si usted continúa navegando en este sitio, está aceptando los términos y condiciones de las cookies. Leer más sobre nuestra política de cookies.
Slider Offer Banner

Descubre nuestro catálogo de hornillos para cachimba

Hay 15 productos.

Grid
Grid-2
Lista
List-2
Catálogo

Filtros activos

Preguntas frecuentes Artículos Fumador

Si te gusta fumar en cachimba o shisha sabrás que uno de los elementos esenciales para encender la misma es el hornillo de cachimba.

Sin tu hornillo para cachimba no podrás fumar ni encender los carbones naturales que utilizarás para encender tu cachimba.

El hornillo nos ayuda a encender los carbones naturales para poder quemar el tabaco y así disfrutar del mismo. Pero ¿qué tipos de hornillo existen en el mercado?

A continuación, te explicamos los aspectos más relevantes de los hornillos para cachimba para que puedas elegir el que más se adecúe a tus necesidades.

Como acabas de ver los hornillos para cachimba nos permiten encender los carbones que, posteriormente, utilizaremos para quemar el tabaco.

Por eso son un elemento básico si estás pensando en hacerte con una cachimba. De lo contrario tendrás que buscar otra forma de encender los carbones naturales y puede resultarte más complicado. En nuestra tienda vas a encontrar diferentes hornillos para cachimba de distintos tamaños y diseños. Así podrás elegir el que más te guste.

Existen, principalmente, dos tipos de hornillos que puedes utilizar para encender tus cachimbas:

- Hornillos eléctricos para cachimba: La alternativa más utilizada son los hornillos eléctricos para cachimba. Suelen tener en torno a los 1000 y 2000 vatios de potencia, pudiendo encontrar distintas alternativas con precios variados en el mercado.

Estos hornillos están formados por una gran resistencia sobre la cual se sitúan las piezas de carbón natural una vez se haya calentado el mismo. Además, dado que tienen una superficie amplia, puedes calentar varias piezas de carbón a la vez.

Además, tienen distintos niveles de potencia que te permiten regular la intensidad de calor producida.

- Hornillos de gas para cachimba: En este caso hablamos de hornillos portátiles que funcionan con gas. Esto te permite poder transportarlos a cualquier lugar de forma que, si quieres llevarte tu shisha de viaje, podrás hacerlo y fumar donde quieras.

Su funcionamiento es sencillo: utilizan una bombona de gas que se sitúa bajo la resistencia para calentar el hornillo.

La principal desventaja es que siempre debes tener una bombona a mano para encender los carbones en caso de que sea tu única alternativa para encender una cachimba.

Al igual que ocurre con otro tipo de complementos para las cachimbas, los precios de este tipo de productos son muy variados y van a depender de la marca que queramos adquirir y del diseño. No obstante, para que te hagas una idea, el precio de estos suele rondar entre los 10 y los 20 euros. Existiendo muchas opciones y modelos distintos.

Como acabas de ver, existen muchos modelos de hornillos para cachimba en el mercado. Todos ellos con distintas características y también variadas opciones de precio. En nuestro catálogo vas a poder encontrar las mejores opciones del mercado con los precios más ajustados.

Por eso te animamos a que le eches un vistazo y encuentres el producto que mejor encaje con tus necesidades No obstante, si aun así tienes algún tipo de duda, lo único que debes hacer es contactar con nosotros y estaremos encantados de ayudarte.

Para utilizar un hornillo para cachimbas, es importante seguir una serie de pasos para asegurarse de que se utiliza correctamente y de manera segura. En primer lugar, se debe colocar el hornillo sobre una superficie plana y resistente al calor. A continuación, se debe conectar el hornillo a la fuente de alimentación correspondiente (en caso de que sea eléctrico) o a una bombona de gas (en caso de que sea a gas). Finalmente, se debe encender el hornillo y esperar a que el carbón se caliente lo suficiente para poder usarlo en la cachimba.

Es importante asegurarse de que el carbón esté completamente incandescente antes de colocarlo en la cachimba, ya que si está apagado puede producir gases tóxicos que no son saludables. Además, es importante seguir las instrucciones del fabricante y no dejar el hornillo encendido sin vigilancia.

Al utilizar un hornillo para cachimbas, es importante tomar una serie de precauciones para garantizar la seguridad de las personas y del entorno. Algunas de las precauciones que se deben tomar son:

Colocar el hornillo sobre una superficie plana y resistente al calor.

No dejar el hornillo encendido sin vigilancia.

No utilizar el hornillo en espacios cerrados o sin ventilación adecuada.

Utilizar guantes o pinzas para manipular el carbón caliente.

No añadir más carbón mientras el hornillo esté encendido.

Utilizar los hornillos a gas en espacios abiertos y ventilados.

No utilizar líquidos inflamables para encender el carbón.

No utilizar el hornillo en zonas de alta combustibilidad.

Para mantener un hornillo para cachimbas en buen estado y alargar su vida útil, es importante seguir una serie de pautas de mantenimiento y limpieza. Algunos consejos para limpiar y mantener el hornillo son:

Limpiar la superficie del hornillo después de cada uso con un paño suave y húmedo.

Limpiar el recipiente de ceniza y las partes internas del hornillo regularmente.

Cambiar las piezas del hornillo que estén dañadas o gastadas.

Almacenar el hornillo en un lugar seco y protegido del polvo y la humedad.

No utilizar productos químicos abrasivos para limpiar el hornillo, ya que pueden dañarlo.