Este sitio web utiliza cookies para asegurar una buena experiencia de navegación. Si usted continúa navegando en este sitio, está aceptando los términos y condiciones de las cookies. Leer más sobre nuestra política de cookies.
Slider Offer Banner

MECHEROS ZIPPO

Descubre nuestro catálogo de mecheros Zippo

Hay 244 productos.

Grid
Grid-2
Lista
List-2
Catálogo

Filtros activos

Preguntas frecuentes Artículos Fumador

Un encendedor Zippo es para toda la vida, eso es lo que pensó G. Blaisdell cuando fundó su compañía. Con el tiempo, los encendedores zippo se han ganado un lugar privilegiado en el mercado, y no es para menos. Gracias a su funcionamiento mediante gasolina y su garantía de por vida, los mecheros zippo nunca te dejarán tirado, encendiéndose en cualquier situación.

Por ello, podríamos decir que la utilización de los mecheros Zippo y su buen funcionamiento lo han hecho posicionarse como una de las principales marcas de mecheros a nivel mundial. Además, llevando a cabo un mantenimiento adecuado este encendedor funcionará siempre correctamente. Ya lo avisa en su carcasa: “Usar solo piedras, mecha y gasolina Zippo”, es decir, elementos originales compatibles con el encendedor. Casi 100 años después de su invención, los mecheros zippo siguen demandándose masivamente, tanto para uso personal como para regalos para fumadores.

Los mecheros Zippo son una de las marcas más reconocidas en el mundo de los mecheros, esto se debe a su buen funcionamiento consiguiendo así que todas las personas que los utilicen queden contentas con su funcionamiento. Pero para que nuestro Zippo funcione correctamente deberemos añadirle recargas del líquido inflamable que disponen para que así siempre prenda la llama. Esto es un paso bastante sencillo pero que ahora vamos a comentarte paso a paso como debes hacerlo:

  • En primer lugar, deberemos extraer el Zippo de su carcasa. Para hacer este paso deberemos abrir la tapa y retirar la parte interior del Zippo agarrando fuerte la rueda de silex con el pulgar y el dedo índice. Con la otra mano, agarraremos la parte inferior del encendedor y extirando hacia arriba podremos sacarlo de la carcasa. Debemos realizar este paso con mucha delicadeza, ya que sino podremos dañar nuestro mechero.

  • A continuación, colocaremos la unidad interior de nuestro mechero Zippo al contrario que cuando lo prendemos consiguiendo así ver la almohadilla inferior de fieltro y algunas palabras escritas en ella, las cuales nos indican que debemos levantar dicha almohadilla para así poder recargarlo. Para ello, podrás observar la almohadilla cuenta con un agujero en el medio mediante el cual podrás introducir por ejemplo un destornillador y así levantar la almohadilla. Recomendamos utilizar un clip para realizar este proceso sino dispones de un destornillador lo suficientemente fino. Una vez ya tenemos levantada la almohadilla, podrás colocar el líquido inflamable o la gasolina para el Zippo. Recuerda que si la botella que has comprado es demasiado grande te recomendamos que lo pases a una más pequeña para facilitar la maniobra de rellenado.
  • Posteriormente, apretaremos la lata de líquido para así poder rellenarlo, lo ideal es ir apretando poco a poco e ir soltando con la finalidad de verter demasiado líquido en nuestro Zippo. Recuerda que el algodón tardará unos minutos en absorber todo el líquido por lo que te recomendamos que no le des la vuelta hasta pasado 1 o 2 minutos, ya que si no puede gotear el líquido inflamable. Deberemos de dejar de llenar nuestro Zippo una vez el líquido llegue a la parte superior del material.

  • Ahora es el momento de cerrar la almohadilla de fieltro y así poder colocar el Zippo en su carcasa correspondiente. La empujaremos hacia debajo para que así quede correctamente colocada ya que deberá quedarse totalmente fija.

  • Finalmente, dejaremos reposar la recarga 1 o 2 minutos consiguiendo así que el Zippo absorba todo el líquido inflamable que le hemos añadido. Luego, prende la rueda y verás como tu llama se prende.

Muchas personas que fuman disponen de mecheros Zippo por ello, desde Artículos Fumador queremos ayudarles a que puedan mantenerlos durante mucho tiempo y así poder seguir utilizándolos sin problema alguno. Es por esto por lo que os vamos a contar 3 errores comunes que se cometen con los mecheros Zippo:

  • Recuerda que cuando utilices los líquidos inflamables estos no sean ni de butano o carbón. Ya que estos tipos de sustancias no funcionan como deberían en los mecheros Zippo y provocará que no funcionen en absoluto en los casos más extremos. Cuando vayamos a comprar el líquido inflamable para Zippos debemos tener en cuenta que en su envase se recomiende el uso para estos.

  • Cuando lleves a cabo una recarga de tu mechero, deberás limpiar correctamente todo el líquido que has derramado sobre el mismo mechero ya que si no podrás dañar el acabado de este.

  • Finalmente, para cuidar tu mechero Zippo siempre en las mejores condiciones recomendamos que vayas cambiando la rueda de sílex cada 2 meses, consiguiendo así que siempre funcione correctamente y evitando su desgaste excesivo. Asegúrate que la rueda que compres sea 100% compatible con los mecheros Zippo.

¿Qué decir de los encendedores más reconocidos en todo el planeta? Un encendedor Zippo no te fallará jamás. Nacido en 1932 su nombre viene de “zipper” (cremallera en inglés), asociado al ruido que hace el mechero Zippo al abrirse. Seguro que sabes de qué ruido te hablamos, y sí, es una forma de identificar que estamos ante un auténtico encendedor zippo.

Famosos por sus incontables diseños, la apertura de su tapa, y, por supuesto, por su funcionamiento con benzina, que permiten que la llama se mantenga con un solo encendido.

Otra característica muy interesante es la posibilidad de comprar un Zippo con diseño liso para después xerografiarlos para personalizarlo a tu gusto. Lo que sumado al diseño del encendedor, te dará un mechero único y exclusivo.