Este sitio web utiliza cookies para asegurar una buena experiencia de navegación. Si usted continúa navegando en este sitio, está aceptando los términos y condiciones de las cookies. Leer más sobre nuestra política de cookies.
Slider Offer Banner

Descubre nuestro catálogo de filtros tabaco

Hay 65 productos.

Grid
Grid-2
Lista
List-2
Catálogo

Filtros activos

Preguntas frecuentes Artículos Fumador

Si no sabes que filtro usar para fumar, te ayudamos a que encuentres el filtro más apropiado para ti. Algunas de las boquillas más empleadas son las siguientes:

  • Filtros regulas y slim. Estos filtros de polipropileno son los más extendidos en el mercado. Se les llama regular y slim, o el gordo y el fino. Su principal diferencia es que mientras el filtro slim tiene un diámetro de 6mm, las boquillas regular tienen un diámetro de 8mm. Dentro de este estándar es habitual encontrar filtros más largos y más cortos.
  • Filtros de carbón activo. Las boquillas de carbón activo son filtros que atrapan y reducen algunos de los elementos más nocivos del tabaco. Es una forma de enfriar los tiros y apreciar el sabor del cigarrillo.
  • Boquillas de tabaco reutilizables. Estos filtros permiten diversos usos, siendo posible limpiarlas (con agua y jabón). Normalmente son de materiales acrílicos, o de cristal. Estas boquillas filtran gran parte de las sustancias nocivas del tabaco. Además, al ser transparente, puedes ver los resultados por ti mismo.
  • Tips o boquillas de cartón. Estos filtros son finas láminas de cartón que el propio usuario debe enrollar antes de liar su cigarrillo. Las principales ventajas de este tipo de filtros son su reducido precio y su fácil transporte, mucho menos voluminoso que los filtros tradicionales.

No te extrañes al ver diferentes precios en los filtros. A diferencia del tabaco, los filtros no están reglados por un precio fijo, por lo que saber cuánto valen los filtros, dependerá del establecimiento, estanco o página web donde los compres. En nuestra web existen diversos tipos de boquillas. Para reducir el precio de los filtros, ofrecemos cajas enteras de boquillas, lo que abarata el coste. Como ves, existe una gran variedad de filtros y boquillas para tabaco. Aunque muchas veces no nos paramos a pensar en qué filtro compramos, encontrar aquel que se adapta a nuestro gusto y necesidades hará que disfrutemos mucho más de nuestro cigarrillo. El mejor consejo que podemos darte es que pruebes diversos tipos hasta dar con el más apropiado para ti.

El objetivo principal de los filtros de tabaco es filtrar aquellas partículas de humo que se desprenden a la hora de encender nuestro cigarrillo. Esto se debe principalmente a que aquellas partículas nocivas son cancerígenas, por lo que es clave su función a la hora de fumar nuestro cigarrillo. Además, debemos tener en cuenta que otro de los objetivos del filtro es evitar que las hojas de tabaco se introduzcan en nuestra boca a la hora de fumar el cigarrillo que hayamos preparado.

Hay dos formas principales de colocar un filtro en un cigarrillo: fijando el filtro en el extremo del cigarrillo o introduciendo el filtro en la boquilla. El primer método es más común, ya que permite una fumada más consistente y una construcción más fácil del cigarrillo. Sin embargo, algunos fumadores prefieren el segundo método, ya que creen que filtra el humo con mayor eficacia. En definitiva, no hay una forma correcta o incorrecta de colocar un filtro en un cigarrillo. Algunos fumadores incluso prescinden de los filtros, aunque generalmente no se recomienda, ya que puede provocar un humo más fuerte. Tanto si coloca el filtro en el extremo como si lo introduce en la boquilla, lo importante es que disfrute de su experiencia de fumar.